Los Tribunales de las Bahamas fallaron en contra de la extradición del inversionista de origen checo Víctor Kozený, conocido en la prensa como el “Pirata de Praga”, pedido al gobierno de la Bahamas por la justicia de EEUU por su imputación en un caso de corrupción empezado en una corte de Nueva York en Manhattan. EEUU pidió la extradición de Kozený por ser uno de los principales sospechosos en un acto de soborno y corrupción durante el proceso de privatización en Azerbaiyán. En ese momento Kozený representaba a una empresa estadounidense, y es por eso que EEUU exige la extradición, ya que estima que Víctor Kozený violó las leyes del país. Específicamente lo acusan de intentar conspirar para violar una ley penal denominada Ley de Acciones Corruptas en el Extranjero (Foreign Corrupt Practices Act)

La corte de las Bahamas a concluido que la extradición no debe proceder porque la ley bajo cual los EEUU a imputado al Sr. Kozený no existe en la ley o jurisprudencia de la Bahamas. Los antiguos tratados de extradición disponían de una lista de infracciones que posibilitan la extradición. En cambio, los tratados modernos, como el Convenio Europeo de Extradición y que se aplica entre EEUU y las Bahamas, es necesario que los actos imputados al autor sean punibles en los dos países (principio de doble punibilidad). Sin embargo, la calificación jurídica de la infracción no debe ser necesariamente idéntica en ambos estados: la noción de “fraude” en el extranjero puede corresponder, por ejemplo, a un “robo” en el derecho del otro país. También se prevé la extradición cuando la infracción imputada sea susceptible de acarrear una pena privativa de libertad superior a un mínimo determinado (normalmente un año), o cuando la pena previamente impuesta alcance una duración mínima (por ejemplo seis meses).

English

The Bahamas Court upheld prior ruling that Víctor Kozený cannot be returned to teh USA via extradition in New York because bribing the officials of a thrid country as is alleged by Mr. Kozený is not a crime under Bahamian law. As written by the Justice Hartman Longley “An extradition offense must be an offense under the law of both states…”

Kozený was indicted New York under the Foreign Corrupt Practices Act, which prohibits payments in the form of bribes to officials in foreign countries. There are also allegations that involve the theft of millions of dollars from investment funds managed that according to teh government had agreed to invest in Azerbaijan. Prosecutors assert that when privatization failed, Mr. who has been dubbed the “Pirate of Prague” stole vasts sums of money and began his life on the run.