Según los informes de la fiscalía federal en Manhattan, en Nueva York, este pasado viernes día 12 de Marzo llego a territorio norteamericano Juan Pablo Nívar Bueno procedente de Santo Domingo, República Dominicana. El Sr. Nívar Bueno ha sido extraditado en base a una acusación de haber participado en un plan para introducir más de media tonelada de cocaína a los EEUU.

La fiscalía EEUU explicó en un comunicado de prensa que las autoridades estadounidenses iniciaron en 2006 una investigación sobre las actividades de personas que la fiscalía caracteriza como parte de una violenta organización internacional dedicada al tráfico de drogas y con vínculos en Ecuador, la República Dominicana y Estados Unidos.

Con la ayuda de estibadores corruptos que trabajaban en el puerto ecuatoriano de Guayaquil y en la terminal neoyorquina de contenedores en Staten Island, la organización introdujo alrededor de 550 kilos de cocaína en EE.UU. entremezclados con mercancías legítimas.

Durante la investigación, los agentes federales se incautaron de más de 215 kilos de cocaína y se han dictado órdenes para decomisar a los implicados más de un millón de dólares.

El Sr. Nívar Bueno está acusado de cuatro delitos relacionados con actividades de narcotráfico y blanqueo de dinero y, en caso de ser hallado culpable, podría ser condenado a una pena máxima de cadena perpetua. Más de una docena de personas ya a pasado por la justicia en este caso y han recibidos sentencias en cada caso de más de diez anos en prisión federal.

English

Last Thursday March 12, the office of the US Attorney in Manhattan announced that an alleged drug trafficker, Juan Pablo Nívar Bueno had arrived in New York for the Dominican Republic via extradition.

Mr. Bueno, according the US authorities was part of an alleged international criminal drug operation working from the international airport in Guayaquil, Ecuador. During the investigation federal agents seized in excess of 215 kilos of cocaine after it had arrived in the USA on container vessels mixed with legitimate cargo.

Numerous other defendants in the case have already pled and been sentenced in each case to sentences above ten years in federal prison.